Pontificia e Ilustre Hermandad Sacramental de la Inmaculada Concepción

CULTOS
Ntra Sra de las Lágrimas
Año 2018
Año 2017
Año 2016
Año 2015
Año 2014
Año 2013
Año 2012
Año 2011
Año 2010
Año 2009
Año 2008
Año 2007
Año 2006
Año 2005
Año 2004
Misa de Réquiem
Inmaculada Concepción
Stmo Cristo de Santiago
Ntro Padre Jesús Redentor Cautivo
Triduo Pascual y Domingo de Resurrección
Procesión de Impedidos
Santísimo Sacramento
Apóstol Santiago EL Mayor
Procesión Claustral
Primeros viernes de mes

Cultos
Ntra Sra de las Lágrimas
2004

PARTE I - TRIDUO

Entre el 21 y el 23 de octubre de 2004 se celebro Triduo en Honor a Nuestra Señora de las Lágrimas, Oficiado por el Párroco de Santiago El Mayor, D. Manuel Cano Castellano.

ÁLBUM FOTOGRÁFICO: PARTE 1 | PARTE 2 | PARTE 3

Triduo a Ntra Sra de las Lágrimas

Por la señal de la Santa Cruz...
(Para todos los días)
ACTO DE CONTRICCIÓN Señor mío, Jesucristo...
ORACIÓN PREPARATORIA PARA TODOS LOS DIAS
¡Señora, Reina y Madre nuestra!
Contigo venimos a engrandecer al Señor, que se dignó poner sus divinos ojos en tu profunda y encantadora humildad.
También nuestras almas, como la tuya, se regocijan en El, al reconocer los maravillosos favores que, con su omnipotencia, ha realizado en Ti.
En unión de todas las generaciones pasadas venimos a aclamarte BIENAVENTURADA.
Alcánzanos del Señor un sincero dolor de nuestros pecados y las luces necesarias para conocer las grandezas que vamos a meditar en esta noche y la gracia especial que esperamos obtener de tu poderosa intercesión.
Dígnate, Virgen bendita, ayudarnos a alabarte.
Amen.

Día 1

CONSIDERACION PARA EL DIA PRIMERO
María es la Madre del Amor hermoso. La expresión está tomada del libro del Eclesiástico. Y la Iglesia la aplica a la Santísima Virgen con gran complacencia de sus hijos.
Toda madre, por serlo, alienta en su corazón un amor auténtico, desinteresado, puro, que por contraposición a otros amores interesados, egoístas, perjudiciales, merece el nombre de amor hermoso.
Mas la hermosura del amor de nuestra Señora supera a la del amor de todas las madres.
El amor de María nace de la plenitud de gracia, que inunda su alma en una medida que ninguna criatura podrá nunca igualar. Va perfumando con el aroma de una pureza inmaculada, que supera a la de los mismos ángeles. Gana y cautiva por su intensidad el corazón del mismo Dios, al cual se une, como Madre, con la efusión más intima que jamás pudiera imaginarse. La lleva, en su desinterés, a darse totalmente en beneficio de sus hijos adoptivos, los redimidos, a los cuales, con Jesucristo Redentor, rescata para la nueva vida.
María es, por la hermosura de su amor, la mujer más buscada, la más amada, la más alabada, la más bendita entre las mujeres.
Meditación en silencio sobre el amor de María ...

(Para todos los días)
ACLAMACIONES Y CONSAGRACION
Dios te salve, Reina y Señora de las Lágrimas: recibe nuestro cuerpo- con todos sus sentidos- y líbranos de toda adversidad.
Ave María...
Dios te salve, Madre y Señora de las Lágrimas: recibe nuestro corazón- con todos sus afectos- y guárdanos puros de toda corrupción.
Ave María...
Dios te salve, Virgen Santísima y Señora de las Lágrimas: recibe nuestra alma- con todas sus potencias- y alcánzanos del Señor el beneficio de su divina gracia. Y puesto que somos tuyos, guárdanos y defiéndenos,- como cosa y posesión tuya.
Ave María...

Pídase la gracia que se desee conseguir.

ORACION FINAL PARA TODOS LOS DIAS
¡Santísima Virgen María, Reina y Madre nuestra y Señora de las Lágrimas! Recibe el fervoroso homenaje de estos cultos en tu honor.
Escucha nuestras humildes plegarias. Protege, Señora, al Vicario de Jesucristo en la tierra, a nuestro Prelado, a nuestros sacerdotes, a nuestros gobernantes, a nuestra parroquia y, de una forma especial, a cuantos pertenecemos a tu querida Hermandad y a todos los que toman parte en los homenajes filiales de este triduo.
Despierta en el corazón de todos tus devotos aquel espíritu de amor y caridad que es el sello auténtico de los verdaderos cristianos.
Alcánzanos, Purísima Señora, la gracia de una vida casta y pura, que repare las ofensas inferidas a tu Hijo con tantos escándalos y pecados.
Que el dulce resplandor de tu maternal amor encienda la luz de la fe en tantas inteligencias de hermanos nuestros que, por ignorancia, viven alejados de la Iglesia.
Da a nuestros pobres el sustento necesario del pan de cada día; a nuestros enfermos la salud para sus cuerpos y la fortaleza y resignación precisas para sus almas; a nuestros niños el calor vivificante de una educación cristiana; a nuestros jóvenes el valor y la entereza suficientes para la defensa de su fe y de su pureza; a nuestros ancianos la tutela solícita de la caridad cristiana.
Que nuestros hogares, Madre, vivan del mismo espíritu de tu hogar de Nazaret. Que nuestra parroquia forme, a la sombra de tu devoción sincera, una familia acogedora, en la que tratándonos mutuamente como hermanos, tengamos a Dios como Padre y te amemos a Ti cual Madre.
No dejes de interceder por nosotros, dulce Madre nuestra, hasta que logres vernos a salvo en el cielo.
Amén

Madre de las Lágrimas, ruega por nosotros

Día 2

Porta señal... Señor mío, Jesucristo... Oración preparatoria...

CONSIDERACION PARA EL DIA SEGUNDO
María es Madre del Amor hermoso, por razón de su Maternidad divina. El concilio de Efeso reprobó solemnemente la doctrina del impío Nestorio y definió, con aplauso de todo el pueblo cristiano, que la Santísima Virgen María es real y verdaderamente Madre de Dios.
Al formar el Creador el corazón de María, sabía que formaba el corazón de su Madre, sabía que en aquel corazón habría de buscar Él mismo, años más tarde, el amor que más fielmente habría de imitar el amor de su Eterno Padre. De ahí que lo preparase con todos los tesoros de delicadeza y ternura que hiciesen del amor de María el más hermoso entre los de todas las madres.
Y si con tanta galanura adornó este mundo, habitación temporal de sus hijos adoptivos, ¿cómo expresar la belleza que derramó en el corazón de su Madre, en el que habría de morar y recrearse, como Dios, perpetuamente?
Con razón pudo exclamar San Bernardino de Sena que el mayor tesoro del corazón de la Virgen era el amor divino, en el cual ardía como en una vivísima hoguera.
Por eso la Iglesia venera con un culto especial el purísimo corazón de María, en el que se ve simbolizado el inmenso y hermosísimo amor a Dios de nuestra Señora.
Meditación...

Aclamaciones y consagración... Pídase la grada... Oración final...

Madre de las Lágrimas, ruega por nosotros

Día 3

Por la señal... Señor mío, Jesucristo... Oración preparatoria ...
CONSIDERACION PARA EL DIA TERCERO
¡Cuánta es la hermosura del amor de María, por ser la Madre espiritual de los hombres!
La Santísima Virgen fue constituida Madre de todos los hombres junto a la Cruz de su Hijo. Y con la misión difícil de practicar la Maternidad espiritual, el Señor le dio los medios necesarios para ejercerla.
Si la primera característica de una madre es el amor, un amor intenso, lleno, especial, para llenar cumplidamente tan amplia y difícil maternidad, el Creador hubo de darle un Amor fecundísimo, cual ninguno, que tendría por fruto la comunicación de la misma vida divina a las almas.
Amor ilimitado que, de suyo, no admite excepción y tiene virtualidad y eficacia para comunicar sus saludables efectos a todos los hombres.
Amor suavísimo, lleno de misericordia, que se inclina mas tiernamente a los hijos más débiles, a los más necesitados, a los que soportan más miserias, a los que más sufren.

Meditación... Aclamaciones y consagración ... Pídase la gracia... Oración final...
Madre de las Lágrimas, ruega por nosotros.

 

CONTINÚA EN LA PARTE 2 (FUNCIÓN SOLEMNE) >

ÁLBUM FOTOGRÁFICO: PARTE 1 | PARTE 2 | PARTE 3

Hermandad del Silencio de Utrera © 2018 / Reservados todos los derechos - Prohibida la reproducción de las fotografías de este sitio en otras webs sin el consentimiento de los autores de las mismas
Diseño Portal: Mercurio Estudios.com