Pontificia e Ilustre Hermandad Sacramental de la Inmaculada Concepción

Imágenes
Jesús Redentor Cautivo
Ntra Sra de las Lágrimas
Stmo Cristo de Santiago
Inmaculada Concepción
Niño Jesús
Imágenes Titulares de la Hermandad
Stmo Cristo de Santiago

Imagen anónima de estilo gótico tardío, primera mitad del s. XV, en madera de nogal tallada con policromía oscurecida, que manifiesta esa minuciosidad naturalista propia de los maestros borgoñeses.

Se le presenta muerto, clavado de pies y manos a una cruz ochava, incorporada en la última restauración, si bien la primitiva, aún conservada, es arbórea, conforme al tratamiento artístico del estilo y otra posterior es de cantos rectos realizada en madera de caoba conservándose en la Casa de Hermandad

El sudario aún refleja fielmente, en el plegamiento de sus paños, el sentido caligráfico de las viejas formas ojivales. Esta fidelidad por mantener la tradición medieval contrasta con las nuevas conquistas renacentistas- Quattrocento -, como la búsqueda de la belleza del desnudo y el misticismo de corte humanista, que se evidencia en la poética sencillez de su humano rostro, de mórbidos párpados y pómulos y en ese suave modelado de su lastimado cuerpo, que contribuye, de modo especial, a crear esa atmósfera devocional que envuelve tan singular talla y la conecta con la sincera y sencilla espiritualidad popular.

Algo semejante ocurre con el sudario de tela que envuelve y oculta el primitivo, muy desvirtuado, pero que aún refleja fielmente, en el plegamiento de sus paños, el sentido caligráfico de las viejas formas ojivales. Esta fidelidad por mantener la tradición medieval contrasta con las nuevas conquistas renacentistas- Quattrocento -, como la búsqueda de la belleza del desnudo y el misticismo de corte humanista, que se evidencia en la poética sencillez de su humano rostro, de mórbidos párpados y pómulos y en ese suave modelado de su lastimado cuerpo, que contribuye, de modo especial, a crear esa atmósfera devocional que envuelve tan singular talla y la conecta con la sincera y sencilla espiritualidad popular.

Fue nombrado Patrono de Utrera el 11 de mayo de 1675, instituyéndose un voto de fiesta perpetua con solemnidad de víspera y sermón el día 28 de febrero: “en memoria y acción de gracias por las milagrosas lluvias que tuvieron lugar por su intercesión en aquél árido año, y por dejar a los siglos venideros un perpetuo recuerdo de tantos prodigios y maravillas que Dios ha obrado por medio de su Santísimo Hijo a quién se venera en esta sagrada imagen”.

En el año 1990 se restauró por D. Francisco Berlanga por encontrarse en un pésimo estado de conservación, desde esta fecha lo podemos contemplar en todo su esplendor.

En el año 2000 el Excmo. Ayuntamiento, coincidiendo con el 325 Aniversario de su Patronazgo, ratificó su nombramiento como Patrono de la Ciudad y ese mismo año se recuperó su Vía Crucis anual.

 

Hermandad del Redentor Cautivo de Utrera © 2004 - 2017 / Reservados todos los derechos - Prohibida la reproducción de las fotografías de este sitio en otras webs sin el consentimiento de los autores de las mismas
Diseño Portal: Mercurio Estudios.com