Pontificia e Ilustre Hermandad Sacramental de la Inmaculada Concepción

Estacion de Penitencia

Reglas

Reglamento

Pasos

Insignias

Especiales

 

 

Estación de Penitencia

Reglas de la Estación de Penitencia: Capítulo II: De la Estación de Penitencia

Regla 36ª
Acto principal que consagra nuestra Hermandad a sus Imágenes es la Estación de Penitencia que se hace anualmente. Por tratarse de un ejercicio de piedad tan público y solemne; y para que sea de gran edificación, tanto de los que lo practican como de los que lo presencian, su celebración habrá de ajustarse estrictamente a lo que acuerde la Junta de Gobierno, de conformidad con la autoridad eclesiástica y el espíritu de nuestras Reglas; recomendándose a todos los Hermanos y Hermanas que hacen la Estación de Penitencia con túnica de nazareno y a los que lo hacen con traje de calle, acompañando a nuestro Padre Jesús Redentor Cautivo y de nuestra Señora de las Lágrimas, que cumplan con la costumbre de hacerlo después de haber recibido la Sagrada Comunión.

 

Regla 37ª
Esta Cofradía, previa licencia de la autoridad eclesiástica, hará su tradicional y solemne Estación de Penitencia en la noche del Jueves Santo, con las Sagradas Imágenes de Nuestro Padre Jesús Redentor Cautivo y la Santísima Virgen de las Lágrimas bajo palio, sin ningún tipo de acompañamiento musical.

 

Regla 38ª
La Estación habrá de hacerse guardando el mayor silencio, orden y recogimiento, quedando prohibido terminantemente a todos los Hermanos durante el tiempo que vistan la túnica de nazareno descubrirse, hablar con alguna o algunas personas y salirse de la fila mientras forma parte de la Cofradía; manteniendo siempre su mirada al frente. En caso de urgente necesidad, requerirá a su Diputado de Tramo, para que ocupe su puesto durante su ausencia, que será siempre lo más breve posible.

 

Regla 39ª
Nuestros Hermanos vestirán el siguiente hábito para llevar a cabo la Estación de Penitencia: túnica de cola, negra, con cinturón de esparto, calzando alpargatas negras, también de suela de esparto. En el antifaz, cuya altura será de cien centímetros, llevará, como distintivo, la cruz de Santiago en color rojo.

Bajo ningún pretexto será permitido a los Hermanos nazarenos usar distintivos, joyas ni emblemas oficiales o particulares de ninguna clase, durante la Estación de Penitencia.

 

Regla 40ª
Para que el Hermano pueda recoger la túnica nazarena, propiedad de esta Hermandad, y previa entrega de fianza económica a determinar por la Junta de Gobierno para la salida en la Cofradía, será indispensable tener catorce años cumplidos en el año que procesiona, y que se halle al corriente de pago de su cuota anual.

Igualmente podrá el Hermano realizar la Estación de Penitencia con una túnica de su propiedad que habrá de adaptarse a las características del hábito recogidas en la Regla anterior.

Quien desee ser recibido como Hermano con la intención de realizar su Estación de Penitencia, y provoque su alta en los primeros meses del año, e incluso durante el período de reparto de túnicas, deberá abonar la anualidad completa de cuotas, como requisito indispensable para poder aspirar a la concesión de la túnica nazarena. Su admisión deberá ser siempre refrendada, independientemente de la urgencia debida, por el Hermano Mayor, el Diputado Mayor de Gobierno Primero, el Secretario Primero y el Fiscal Primero de la Hermandad, siendo imprescindible el previo juramento de estas Reglas,

 

Regla 41ª
El orden de la cofradía será el siguiente: Cruz de Guía, acompañada de faroles; Guión Sacramental con acompañamiento; Senatus acompañado de varas; Bandera Pontificia acompañada de varas; Estandarte de la Hermandad acompañado de varas; Bocinas; Presidencia del paso del Señor, y Fiscal de Paso; cuerpo de acólitos con ciriales e incensarios; paso de Ntro. Padre Jesús Redentor Cautivo, y detrás penitentes con cruces, entre ellas se incluyen el Estandarte del Cristo de Santiago y el Estandarte de Ánimas con el acompañamiento correspondiente.

Sigue el cuerpo de nazarenos del paso de la Santísima Virgen, con arreglo al siguiente orden: Cruz Parroquial acompañada de ciriales; Bandera Carmelitana acompañada de varas; Bandera Concepcionista acompañada de varas; Libro de Reglas acompañado de varas; Simpecado Sacramental con acompañamiento; Bocinas; Presidencia del paso de la Santísima Virgen, y Fiscal de Paso; cuerpo de acólitos con ciriales e incensarios, paso de Ntra. Sra. de las Lágrimas; tras el paso, nazarenos con cruces y cirios y siempre a juicio de la Hermandad cerrará la Cofradía el cuerpo litúrgico formado por un Preste y monaguillos portando cirios. Estos últimos serán elegidos entre Hermanos con edades comprendidas entre los 10 y 13 años que hayan recibido la Primera Comunión.

Entre todas las insignias irán Hermanos de luz.

La Hermandad hará todo lo posible para que puedan procesionar todas las insignias, pero si faltasen Hermanos nazarenos la Junta de Gobierno podrá priorizar las insignias que deben procesionar, debiendo salir en todo caso: La Cruz de Guía, el Estandarte, el Guión Sacramental y el Libro de Reglas.

Las insignias irán acompañadas de Hermanos con varas, por orden de antigüedad entre los peticionarios, en número que a propuesta del Diputado Mayor de Gobierno determine la Junta de Gobierno.

En el Cabildo de Oficiales de salida, a propuesta del Hermano Mayor debidamente asesorado por el Diputado Mayor de Gobierno, se designarán los Hermanos para desempeñar las funciones de organización del desfile. Los fiscales de paso serán responsables del modo en que se efectúe la conducción de los pasos, velando porque sea de forma digna, piadosa, evitando que tanto los costaleros como el capataz, auxiliares y demás servidores, adopten cualquier actitud impropia de su cometido, y que respeten el horario en los controles y entradas.

Las presidencias de ambos pasos, integradas como máximo por cinco nazarenos cada una, serán constituidas por miembros de la Junta de Gobierno y por aquellas otras personas que, atendiéndose a las propias circunstancias, la Junta de Gobierno estime oportunas.

 

Regla 42ª
Los Hermanos de luz figurarán en el paso del Redentor Cautivo por riguroso orden de antigüedad, portando cirios rojos; y en el paso de la Santísima Virgen, con el mismo orden de antigüedad y portando cirios blancos con codales rojos.

 

Regla 43ª
Los Hermanos que hayan de hacer la Estación de Penitencia deberán estar en la iglesia de Santiago a la hora fijada por la Junta de Gobierno, haciendo el recorrido desde su domicilio al templo por el camino más corto, sin alzarse el antifaz, estándole prohibido hablar con persona alguna. Al llegar a la Iglesia, puesto de rodillas, saludará primeramente al Santísimo Sacramento en el monumento, rezando la estación menor y haciendo la Comunión Espiritual. Se acercarán a recoger la insignia o cirio que les corresponda portar y, después de haberlo recogido, ocuparán su puesto y quedarán desde ese momento bajo el mandato de su Diputado de Tramo, en plena colaboración con el mismo, para la mejor organización de la Cofradía.

Antes de la salida de la Cofradía, el Hermano Mayor, o el miembro de la Junta de Gobierno en quien delegue, pedirá a los Hermanos nazarenos recen en voz alta el Credo y la Salve, y, posteriormente, jurará en nombre de la Hermandad y ante la imagen de Nuestro Padre Jesús Redentor Cautivo, en alta y clara voz, el voto de silencio que se recoge como Anexo III de estas Reglas.

Entonando el "Perdón, oh Dios mío..." comenzará el desfile procesional.

Durante el transcurso de la procesión, todos los Hermanos están obligados a obedecer los mandatos de los Diputados de tramos y Fiscales de Paso o Regatones y Canastillas que, junto a los Diputados Mayores de Gobierno Primero y Segundo, son los responsables más directos del buen orden, compostura y recogimiento de la Cofradía durante su Estación de Penitencia.

Para un mejor control de la cofradía se podrá designar a un Hermano para que, vestido de calle con traje oscuro, realice la función de Servidor de la cofradía.

Los Diputados de tramos tendrán, además la misión de vigilar su tramo, que le habrá sido asignado por el Diputado Mayor de Gobierno, debiendo reemplazar al Hermano que por una necesidad imperiosa tuviese que abandonar la fila de nazarenos, recomendándole siempre a este último que procure regresar dentro de la máxima brevedad. En el caso de que algún Hermano tuviera necesidad de abandonar definitivamente su puesto, por causa de fuerza mayor, le retirará la papeleta de sitio y lo comunicará rápidamente al Diputado Mayor de Gobierno, quien procederá en consecuencia.

Al regreso al templo, procurarán los Hermanos guardar el máximo de recogimiento durante toda la entrada de la Cofradía, entregando sus insignias o cirio a los hermanos encargados de ello y aguardando dentro de la Iglesia hasta la total entrada de la Hermandad, rezándose seguidamente una Salve en acción de gracias a nuestra amantísima titular la Santísima Virgen de las Lágrimas.

Marcharán, finalmente a sus respectivos domicilios, con la misma diligencia y sobriedad que a la venida.

 

Regla 44ª
De los Diputados de Insignias. Para la mejor organización de nuestra Cofradía, durante su Desfile Procesional en la noche del Jueves Santo, la Junta de Gobierno designará unos Hermanos, con la calidad de Diputados de tramo y dos Fiscales de Paso, que reúnan las cualidades propias de su cometido, con don de mando, gravedad en su parte, profunda formación religiosa, afán de sacrificio, espíritu de trabajo y grandes deseos de colaboración con el Diputado Mayor de Gobierno Primero, a quien se deben desde su nombramiento.

a) Su designación se hará por la Junta de Gobierno, a petición del Diputado Mayor de Gobierno Primero, y su mandato será de un año, pudiendo ser reelegible cuantas veces se considere necesario.

b) Cuidarán de la organización de la Cofradía en el templo y durante toda la Estación de Penitencia, atendiéndose siempre a las instrucciones que reciban del Diputado Mayor de Gobierno Primero.

c) Tienen obligación de asistir a cuantos actos se organicen con carácter preparatorio del desfile procesional.

d) Pasarán un parte por escrito al Diputado Mayor de Gobierno Primero de las incidencias que observaran durante todo el recorrido procesional, proponiendo cuantas iniciativas crean convenientes para el mejor desempeño de sus misiones.

e) Su colocación en la Cofradía se hará preferentemente por antigüedad, colocándose en los primeros tramos los que ostenten los números más modernos, pero teniendo el Diputado Mayor de Gobierno Primero, la facultad de darle preferencia a aquellos que forman parte de las Juntas de Gobierno o Auxiliar.

 

Regla 45ª
Si por causa de fuerza mayor, se plantease la necesidad de suspender cualquier desfile procesional, los miembros de la Junta de Gobierno se reunirán en Cabildo de Urgencia y podrán suspender el desfile. Si se tratase de la Estación de Penitencia, sólo podrán tomar parte en este Cabildo aquellos miembros de la Junta que formen parte del cuerpo de nazarenos.

 

Regla 46ª
Los Hermanos que por voto o promesa trataran de hacer alguna penitencia extraordinaria asistiendo a la procesión, deberán consultarlo con el Director Espiritual, el cual concederá permiso ateniéndose a las prescripciones sobre cumplimento de votos y a los acuerdos tomados por esta Hermandad.

 

Regla 47ª
La Hermandad exige a todos los cofrades la más fiel observancia de todas las anteriores disposiciones, con el fin de sostener incólume el alto espíritu de piedad y devoción, para evitar la aplicación del régimen sancionador recogido en estas Reglas.

Hermandad del Silencio de Utrera © 2018 / Reservados todos los derechos - Prohibida la reproducción de las fotografías de este sitio en otras webs sin el consentimiento de los autores de las mismas
Diseño Portal: Mercurio Estudios.com